FUI UNA NIÑA MALTRATADA

Y SUFRÍ LAS CONSECUENCIAS DURANTE MUCHOS AÑOS

Lo primero que quiero que sepas es que no soy psicóloga.

Durante un tiempo me lo planteé seriamente, pero deseché la idea.

No tengo nada en contra de los psicólogos, pero en mi proceso no han sabido ayudarme.

Soy terapeuta Qilimbic® y ayudo a mujeres que han tenido infancias difíciles y traumáticas con el programa terapéutico La Niña Que Sana

Muchas personas creen que lo que han vivido y sufrido en su infancia no influye en sus vidas adultas.

SE EQUIVOCAN Y MUCHO

ES ABSURDO PENSAR QUE PUEDES DEJAR TU DOLOROSO PASADO ATRÁS

Así, sin más. Porque cada vez que quieras huir de él, algo o alguien te hará sentirte de nuevo igual que cuando eras niña.

Te digo que es absurdo porque yo lo intenté. Me dejé la piel intentando correr sin mirar atrás.

Intentando hacer como si todas esos traumas, toda esa violencia que había absorbido en casa no me afectasen.

ESTABA MUY CIEGA

Tan ciega como esas personas que no ven que su relación de pareja no se sostienen.

Y es que no hay más ciego que quien no quiere ver.

Así que me pasé la vida negando lo evidente.

Tragándome mis traumas, mis miedos, mis lágrimas.

Hasta que un día, todo se fue a la mierda y perdí el norte.

EN AQUELLA ETAPA, ME COMENCÉ A MALTRATAR COMO MI PADRE LO HABÍA HECHO SIEMPRE

Me convertí en mi peor enemiga.

Desarrollé un trastorno alimentario, fumaba y bebía muchísimo y todo me daba igual.

Era mi mente que ya no soportaba más dolor y necesitaba evadirse de la realidad.

UN DÍA, APARECIÓ ALGUIEN EN MI VIDA

Que me ayudó a poner los pies de nuevo en la tierra.

Mi pareja me trajo luz y me ha acompañado en todo este camino de convivencia con mis sombras.

Pero, por mucho que él me diese luz. Por mucho que yo diese pasos para avanzar…

Siempre sucedían cosas que me hacían volver a sufrir. Cosas que me transportaban a mi infancia.

Y por mucho que mi vida no se pareciese en nada a la que tuve de pequeña, seguía sintiéndome como esa niña maltratada.

Y por mucho que mi vida no se pareciese en nada a la que tuve de pequeña, seguía sintiéndome como esa niña maltratada.

Necesité experimentar todo aquello para entender que el tiempo no lo cura todo.

Hay heridas muy profundas que necesitan ser sanadas.

Heridas que necesitan atención, cariño y terapia.

Necesitan ser atendidas para poder cicatrizar.

Porque, si no, se infectan.

¡ESTO ES LO QUE PODRÁS HACER AQUÍ!

Encontrar tu lugar seguro para que puedas atender tus heridas por fin.

Cerrar capítulos de tu vida de una forma muy eficaz y sorprendente.

Hacer las paces contigo para poder aceptarte y quererte.

Dejar de sufrir por aquellas experiencias de tu pasado.

¿QUIERES SABER EN QUÉ FASE VITAL ESTÁS PARA DECIDIR EL SIGUIENTE PASO?

1. EL DÍA DE LA MARMOTA

Tu día a día es un bucle de malestar y sufrimiento del que no consigues salir ni comprender.

$
Es el momento de despertar

 

Necesitas comprender de dónde viene ese dolor, esos miedos y esa forma de relacionarte contigo y con los demás.

2. EL GRAN DESPERTAR

 

Has identificado esos temas que se están repitiendo sin parar. Eres consciente de que tu infancia ha sido complicada y dolorosa y necesitas dejar de vivir como esa niña herida.

$
Estás preparada para sanar tu infancia

 

Ha llegado el momento de aceptar tu historia para poder pasar página y olvidarte del miedo y el dolor.

3. UNA NUEVA ETAPA 

 

Has cerrado la etapa de infancia. Has perdonado a tus padres y has soltado temas del pasado que te estaban impidiendo avanzar.

$
Estás preparada para perdonarte y quererte

 

Ha llegado el momento de hacer las paces contigo. De quererte y aceptarte tal como eres. Es el momento de vivir en paz contigo, con tu cuerpo y con tu sexualidad.

LA NIÑA QUE SANA EN LOS MEDIOS

Hay momentos en la vida en los que pensamos que ya no podemos más.

Desde pequeñas hemos vivido situaciones que nos han hundido hasta lo más profundo. Y podemos creer que no hay forma alguna de salir de todo eso, que simplemente es lo que nos ha tocado vivir.

Pero el Universo siempre esta guiándonos, dándonos hilos de los que tirar, poniendo personas delante de nosotras para encontrar un camino por el que seguir.

Siempre. Hasta en la ocuridad más profunda, siempre hay un rayito de luz.

Solo tenemos que estar dispuestas a verlo.

libro_la_niña_que_sana_libro
CAPÍTULO GRATUITO LA NIÑA QUE SANA

<<El principio del fin>>

HOLA, SOY ESTER

Durante años, ha sido mi niña herida quién dirigía mi vida. No tuve una infancia fácil.

Mi padre nos maltrataba y dejó una gran huella en mi. Sí, tengo mucho carácter y personalidad, pero no soy de hierro. Cuando era pequeña fui aguantando los golpes de la vida pero fue erosionando poco a poco hasta que comencé a hundirme en plena adolescencia. 

Dicen que venimos a este mundo con una misión y que todo lo que vivimos es para llegar a donde debemos llegar.  He tardado unos cuantos años en comprenderlo y trabajarme muchísimo para llegar a aceptar que efectivamente, así es.

Yo tenía que nacer en una familia caótica para aprender y ser quién soy. 

Cuando dejas de enfocarte en las sombras y te centras en la luz, comienza un camino de superación increíble y esa, sin duda, es mi misión. Ayudar a mujeres a sanar a su niña interior, a iluminar su oscuridad para ser por fin felices.

¿QUIERES SABER MÁS DE MÍ?

¿CÓMO TE VOY A AYUDAR?

EL ORIGEN DEL DRAMA

Comprende por qué en tu vida no dejan de repetirse las mismas situaciones que te hacen sentir mal.

Necesitas comprender de donde viene ese dolor

LA NIÑA QUE SANA

Sana todo lo que te ha hecho daño en el pasado y disfruta de una nueva etapa en tu vida con nuestro programa de 14 semanas

YO, MI GRAN AMOR

 Es el momento de hacer las paces contigo. De quererte y aceptarte tal como eres. El momento de disfrutar de tu cuerpo y tu sexualidad.

UN VIAJE EXPRÉS A TU INFANCIA

libro_la_niña_que_sana_libro

Ejercicio práctico para volver atrás en el tiempo y valorar cómo fue tu infancia.

VUELVE A CONECTAR CONTIGO

Descarga este ejercicio para ser consciente de cómo estás en tu interior

.

LIBRO La niña que sana

Un viaje de superación del maltrato